Centro universitario, polo artístico y cultural, y lugar de nacimiento de la histórica fábrica Pirelli, Bicocca es uno de los barrios de Milán más característicos. De viejas batallas medievales a colinas construidas con los desechos de sus fábricas, este lugar es un ejemplo de revalorización arquitectónica y territorial.

A pasos del Parco Nord, el barrio Bicocca tiene una larga historia que mezcla tiempos medievales, desarrollo industrial y remodelaciones ochentosas. Con la construcción de varias sedes de la Universidad degli Studi di Milano -una de las mayores universidades de Italia-, el barrio se ha convertido en uno de los polos estdiantiles más importantes de Milán.

Vista aérea de la Universitá degli Studi en el barrio Bicocca

¿Pero qué significa Bicocca? Un artículo de El café de la Historia lo cuenta muy bien: una batalla sin mucho esfuerzo llevada a cabo durante la Edad media hizo que en castellano comenzara a usarse el término “Bicoca” como sinónimo de algo fácil que se logra sin mucho esfuerzo.

 

Los neumáticos Pirelli

Ya en el siglo XV la noble familia Arcimboldi había construído en estas tierras su casa de campo ya que se encontraba muy cerca del Ducado de Milán. Es a finales  del 1800 cuando el barrio va a sufrir su principal transformación, con la llegada de la fábrica Pirelli, la cual con el paso del tiempo logrará una mimetización con el territorio, palpable hasta el día de hoy.

Vista aérea de la ex fábrica Pirelli, en el barrio de Bicocca, Milán.

Fundada por Giovanni Battista Pirelli, la fábrica es una de las más importantes productoras de neumáticos a nivel mundial. Siguiendo el camino de Ferrari y Alfa Romeo, Pirelli se interesó en las carreras de autos y catapultó su nombre al mercado internacional, abriendo fábricas en Cataluña, Alemania y Argentina.

La planta de Bicocca cubría 730.000 metros cuadrados, la mitad de los cuales estaban cubiertos, involucrando en su crecimiento todo el desarrollo urbano del norte de Milán.

 

La expansión de la fábrica siguió en las décadas del ‘50 y ‘60, pero fue en los ‘90 que la venta de neumáticos se incrementó como nunca antes en la historia, haciendo que la Pirelli se diversificara convirtiéndose en una de las principales fabricantes de cables de fibra óptica del mundo.


El famoso calendario Pirelli. Su lanzamiento, es uno de los eventos más reconocidos de la ciudad.

 

Arte y espectíaculos

Una de las grandes atracciones del barrio es el Hangar Bicocca Pirelli, un espacio de exhibición dedicado al arte moderno y contemporáneo. El edificio fue originalmente una planta industrial de la empresa AnsaldoBreda luego adquirida por Pirelli y posteriormente reconvertida en galería expositiva.

Además del Hangar Pirelli, el teatro degli Arcimboldi es e otro ícono cultural de la zona. También conocido como TAM, es un teatro relativamente nuevo (1997-2002) construído por el Comune de Milán y la fábrica Pirelli, y su construcción estuvo ligada al teatro alla Scala, ya que se pensaba utilizarlo en la temporada que el gran teatro de la ciudad estuviera cerrado por refacciones.

Con una nutrida agenda cultural, este centro cultural otorga una gran vida al barrio. Pese a que la zona está un poco desconectada de la vida nocturna de Milán, el barrio cuenta además con el gran centro comercial Bicocca Village con un multicine, con un interesante patio de comidas externo.

 

La remodelación del barrio Bicocca

A finales de los años ‘70 y la llegada de la etapa de desindustrialización, la Bicocca se vio afectada por el fenómeno de la descolocación fabril. Así, en 1984, Pirelli decide trasladar la fábrica de neumáticos, hecho que provocó un fuerte impacto en la vida del barrio. Con motivo de revalorizar el área, la empresa lanzó un concurso público con la idea de remodelar y dar nuevos aires al territorio que la había visto nacer.

En el proyecto, se invitó a participar a los 20 arquitectos urbanos más importantes de la época. Gregotti Associati International ganó la competencia y en la base de su proyecto estaba la idea de reconectar el área de la fábrica con el tejido urbano adyacente, además de convertir la Bicocca en un punto de referencia para todo el norte de Milán.

La llamada zona de Albania, incluida dentro de Viale Fulvio Testi, fue la primera en ser reconstruida y pronto varias empresas se instalaron allí. El tranvía, la estación de trenes Greco Pirelli y la Metropolitana, conectaron el barrio con toda la ciudad.

 

En el ‘91 se inauguró el primer curso de licenciatura en Ciencias Ambientales en la Bicocca, que abrió el camino para la creación del Centro Universitario. Con el desmantelamiento de los edificios fabriles ya abandonados, en las cercanías de Borgo Pirelli se construyó la Collina dei Ciliegi: una pequeña colina construida con los escombros de las fábricas, donde se han plantado una gran cantidad de cerezos que cuando florecen, crean un ambiente único.

Su cercanía con el Parco Nord dotan al barrio de una gran superficie verde, haciendo del barrio un refugio de tranquilidad y naturaleza.

 

La Collina dei Ciliegi (cerezas) en Bicocca