Con 342 km de costas de aguas cristalinas y casitas coloradas, Liguria tiene algunas de las playas más hermosas de toda Italia. Entre rocas, montaña, burgos medievales y una exquisita gastronomía, es un punto obligado para visitar en verano. Tips para encontrar las mejores playas de Liguria y la fantástica Cinque Terre.

En Liguria se dice “bajo al mar” y no en sentido figurado: para llegar a las playas se deben seguir por lo general, pequeñas callecitas en bajada llamadas en dialecto “caruggi”. Esta tierra estrecha rica en vegetación, historia y gastronomía, nace entre las montañas y el mar, donde a lo largo de los siglos se construyeron coloridos burgos entre pendientes, acantilados o cualquier lugarcito que se encontrase.

La costa de Liguria nos presenta un dilema: elegir entre el Ponente y el Levante, cada una con sus características. 

Las mejores playas de Ponente

La riviera de Ponente se eleva al oeste de Génova hasta el límite occidental del principado de Mónaco y Francia. Incluye algunos de los puertos de escala marítimos y comerciales más importantes de Italia, como el puerto de Génova y los puertos de Savona-Vado.

Caracterizado por playas de arena y fondos marinos profundos, incluye espléndidos balnearios que se suceden en un paisaje rico en flores y perfumes: Varazze, Finale Ligure, Loano, Alassio, Andora, Diano Marina, Sanremo y Bordighera conforman este tramo de la costa de Liguria. 

Ventimiglia

Es uno de los centros históricos más importantes de Liguria que, como un extraordinario y fascinante museo al aire libre, conserva casi 10 siglos de historia de la ciudad. Playas recomendadas: la Calandre, la playa “delle uova” y Balzi Rossi. Buenos mercados gastronómicos y mucho turismo francés.

Bordighera

Villas con hermosos jardines, ex inglesa, Bordighera no es solo playa y mar ya que detrás del paseo marítimo hay un mundo por descubrir: el encanto medieval de Bordighera Alta, Capo Sant’Ampelio (el punto más al sur de Liguria) y su pequeña iglesia o las laderas del Monte Nero. Playas muy frecuentadas y llenas de “lidos”.

Arma di Taggia

Una de las pocas áreas planas de la Riviera de Liguria occidental, Taggia tiene una identidad entrelazada con la agricultura y un repertorio de sabores ligados a la tierra. Las costas de este hermoso caserío han sido, desde la antigüedad, un lugar de paso, frontera, intercambio y aún hoy las voces de los pescadores rebotan en el aire.

Ospedaletti

Esta perla de Liguria es un pueblo costero donde reina la tranquilidad; cuenta con más de 3 km de playas en su mayoría gratuitas aunque también existen playas privadas con todas las comodidades necesarias. Las playas libres son Cala Messegue, Cala del Gabbiano y Sole e Mare. Cala del Gabbiano, en particular, es un tramo de costa salvaje e incontaminado con una playa equipada libre donde puedes nadar inmerso en un contexto único.

Sanremo

Con sus playas de arena dorada y su centro histórico, es un lugar ideal para disfrutar del mar. La playa de Tre Ponti es una de las playas libres más grandes de toda la ciudad. Otra playa muy interesante en Sanremo es Spiaggia dei Porti, ubicada entre Porto Vecchio y Porto Sole. En esta zona encontrarás muchos establecimientos balnearios que ofrecen todo tipo de servicios: Alejándonos un poco de Sanremo se encuentra Cala degli Orsi, uno de los tramos costeros más conocidos de toda esta zona.

Diano Marina

La playa tiene más de 3 km de arena dorada y el mar es claro y seguro incluso para los niños. En los balnearios se practican deportes para todos los gustos y la agenda de eventos está repleta de actividades especialmente en verano. Es un centro atento a la accesibilidad para personas con discapacidad y desde aquí se puede visitar el burgo de Cervo o la Costa Azul, a la que se puede llegar en una hora en coche.

Capo Mele

Este lido privado tiene distintas áreas con camastros, playa para perros y libre, siempre con el acento puesto en la naturaliza y el cuidado del ecosistema. En esta área se encuentra el Promontorio de Capo Mele, completamente rocoso. Destino popular para los amantes del senderismo, a través de numerosos caminos es posible llegar al faro y al santuario mariano de Nostra Signora delle Penne, desde donde se disfruta de una vista panorámica excepcional.

Laigueglia

Ubicado en la deliciosa y seductora Baia del Sole, que encuentra su cumbre entre Capo Santa Croce y Capo Mele, Laigueglia, por su peculiaridad y sus bellezas, ha sido incluida en el circuito virtuoso de los pueblos más bellos de Italia. El paseo marítimo de Laigueglia está conectado directamente con el de Capo di Mele. Hay muchos establecimientos balnearios pagos bien equipados y también playa libre con algunas comodidades, como baños y sombrillas. Es una de las playas más arenosas de toda la Liguria.

Andora

Desde aquí parten las excursiones de avistamiento al Santuario de los Cetáceos. Además, completamente renovado, el puerto deportivo es uno de los mejor equipados y más modernos del oeste de Liguria. Borgata Castello es el primer núcleo original, encaramado en la colina frente al mar, entre olivos centenarios y casas de piedra. La albahaca de Andorra D.O.P. es el producto más importante del lugar.

Alassio

Playa con arena fina y blanca, se extiende por unos 4 km, las aguas son bajitas por lo que lo hace un lugar ideal para ir con niños. Hay un gran número de establecimientos balnearios y un centro histórico, caracterizado por una larga avenida salpicada de lugares públicos perfectos para los jóvenes y tiendas para ir de compras. Alassio es también la «ciudad del Muretto», concebido en la década de 1930 por Mario Berrino, quien decidió embellecer la pared de los jardines públicos con azulejos de cerámica que llevaban los autógrafos de muchas celebridades, como el escritor estadounidense Hemingway, que frecuentaba el lugar.

Varigotti

La playa de Punta Crena es una de las más bellas de la zona: salvaje y poco accesible, está caracterizada por sus pequeñas calas y promontorios de aguas transparentes y fondos espléndidos. El característico «pueblo sarraceno», con los colores brillantes de sus yesos y edificios cuadrados, y la calidad de sus playas han hecho de Varigotti un famoso centro turístico con un fuerte carácter marítimo.

 

Bergeggi

Hay tres playas de la ciudad: la playa de Bergeggi, una playa mixta de arena y guijarros con zonas libres y equipadas; la playa privada Stabilimento Balneare Playa De Luna, de arena fina, y Lido delle Sirene, de guijarros y grava oscura. Ésta última, un pedazo del paraíso.

Albissola Marina

La fundación de Albissola Marina se remonta a tiempos prehistóricos, pero fue durante la Alta Edad Media, que pasó a formar parte del Marquesado de Savona cuando se inició el trabajo de la cerámica, tradición artesanal que se mantiene hasta hoy. La playa de Albissola es principalmente de arena, rodeada de vegetación típica del matorral mediterráneo y con un lento descenso de la costa hacia el mar; por lo que es segura para los niños.

Celle Ligure

Pequeña joya de la Liguria occidental, el pueblo tiene casas coloridas alineadas a lo largo de la costa, playas de arena y callejones característicos dominados por edificios de gran valor artístico, como el Palacio Ferri, el actual Municipio. Su centro histórico aún conserva el encanto del antiguo pueblo de pescadores. Cuenta con un litoral con 17 establecimientos balnearios, dos playas equipadas gratuitas y cuatro playas de libre acceso, además de un puerto deportivo para barcos en Cala Cravieu.

Varazze

Hay una veintena de playas en la costa del municipio. La playa de Varazze, aunque no es de arena muy fina, es una de las más populares no sólo de la provincia sino de toda la región. Un área llamada La Secca, permite a aquellos que se especializan en deportes acuáticos, como el surf y disciplinas similares, encontrar en este tramo de costa un lugar ideal para sus vacaciones.

Las mejores playas de Levante

Riviera de Liguria Oriental o Levante se extiende al este de Génova y termina en el Golfo de La Spezia. Caracterizada por contactar con más playas de arena mixta, es aquí donde se concentran conocidos centros turísticos como Cinque Terre, Lerici, Portovenere, Portofino o Camogli.

El Golfo de La Spezia es llamado también El Golfo de los Poetas, por la gran cantidad de poetas que en el pasado, frecuentaban sus costas.

Camogli

Pequeño pueblo enclavado en el Golfo Paradiso, a 28 km de Génova, es un lugar ideal para llegar en tren para comenzar a explorar esta zona de la Liguria. La tradición que impregna Camogli es puramente marinera y milenaria: el sonido del mar, el sol reflejándose en las fachadas coloreadas, el olor a focaccia y esa sensación mágica que sólo unos pocos lugares tener. Cuenta con una gran playa de acceso libre y un lido en su margen derecho.

Portofino

Como muchos puntos de Italia, si se llega a Portofino en auto, mejor dejarlo por la ruta o en un parking pago, ya que es posible que no se encuentre donde estacionar. Los amantes del mar tienen dos opciones para tumbarse en la playa y darse un baño desde Portofino. La primera es llegar a la Abadía de San Fruttuoso en barco o por los caminos de la montaña Portofino. Si, por el contrario, quieres pasar más tiempo en la playa en una zona menos remota, tienes que volver a Santa Margherita Ligure y hacer una parada en Paraggi. Aquí está la única playa real cerca del pueblo que es muy querida por los VIP y se conoce como «playa de Portofino».

Rapallo

Desde todas las callecitas se puede acceder al paseo Vittorio Veneto, un elegante paseo marítimo a la sombra de las palmeras, con una sucesión de bares, heladerías, hoteles y restaurantes. Desde principios de 1900 Rapallo era uno de los destinos favoritos del turismo en toda Europa y aún conserva su elegante idiosincracia. El castillo en el mar  se encuentra en el extremo este del paseo marítimo, está rodeado de agua y conectado al continente desde un embarcadero.

En Rapallo, las playas son pequeñas y con fondo de guijarros y grava. Hay muchos establecimientos pagos con pasarelas de madera para aprovechar los espacios disponibles y sobre los que han colocado cabinas de colores, sombrillas y tumbonas para los bañistas. En Rapallo también encontrarás una de las pocas playas de arena de la costa este: la playa del Lido.

Sestri Levante

Conocida como «la ciudad de los dos Mares», ya que se levanta junto a un promontorio rocoso, llamado «I’isola», que se prolonga hacia el mar. El pueblo está unido a tierra firme por un istmo, una delgada franja de terreno que divide la Baia delle Favole (Bahía de las fábulas), donde se ha creado el puerto turístico, y la Baia del Silenzio (Bahía del Silencio), pequeña pero aún más sugestiva. Cada año se celebra aquí el Festival de Cuentos de Hadas, dedicado al escritor Hans Christian Andersen, quien se alojó aquí en 1833.

Levante es sin duda uno de los balnearios de Liguria con las playas más grandes y numerosas. Aquí se encuentran amplias playas amplias y no tan frecuentadas.

Moneglia

Uno de los lugares más genuinos y mejor conservados de Ligura, simple y exquisitamente retro. El fondo marino de la playa de Moneglia desciende suavemente  y está cerrado por los anchos rompeolas antitormentas lo que hace que el mar esté siempre en calma, ideal para los niños y para los que no tienen mucha confianza con agua. Su tranquilidad hace que la prefiramos como una de las playas familiares más bonitas de toda Liguria.

Deiva

Plata de arena blanca de unos 800 m de ancho, es uno de los más bellas y apreciadas de la Riviera di Levante de Liguria. El mar es cristalino y libre de contaminación, pero a diferencia de otros lugares de la zona, el agua comienza a profundizarse después de unos pocos metros de la orilla. La playa cuenta con una cámara web que funciona 24 horas que permite controlar el tiempo antes de ir a la playa. De cantos rodados y grava, hay varias playas libres y algunos establecimientos balnearios.

Cerca se encuentra el remolcador Vittoria, hundido durante la Segunda Guerra Mundial, situado a unos quinientos metros de la costa a una profundidad de entre 24 y 40 metros.

Framura

La playa de la Arena es la bahía más ancha de Framura, por su longitud, la suave pendiente de la ladera que tiene detrás y la extensión del horizonte que se abre a ella; solo se puede llegar a pie, por un sugerente camino forestal que parte de Anzo, o por la Via del Mare, el flamante paseo marítimo que conecta la estación de Framura con las playas de Torsei, Vallà y Arena. La playa es gratuita y no está equipada.

Bonassola

La localidad está encerrada entre dos promontorios, Punta del Carlino y el promontorio de Madonnina della Punta, escondidos en un tramo de costa de matorral típico mediterráneo con adelfas, retamas y pinos. La playa del lado este tiene acantilados mientras que en el lado oeste es arena mezclada con grava. La playa libre es bastante grande y hay dos establecimientos de baño.

Levanto

Tiene algunas de las mejores playas del área de Cinque Terre, muy largas y anchas. Las playas ubicadas al este son mayoritariamente arenosas con fondos poco profundos, mientras que al oeste son de cantos rodados y con fondos profundos. La playa de Levanto es muy conocida entre los amantes del surf y son fácilmente accesibles desde la estación de tren.

Monterosso al Mare

La primera de las Cinque Terre es también la más turística. A penas salir de la estación de tren, se llega al paseo marítimo de Fegina. Enfrente hay dos playas libres, intercaladas con un establecimiento balneario: playa libre de Fegina y playa libre de la Estación. Otras dos playas gratuitas se encuentran al final del paseo marítimo hacia Levanto: la playa del Gigante, justo debajo de la estatua del gigante y la playa de Portiglione, junto al club náutico.

Vernazza

En Vernazza es posible nadar cerca del puerto deportivo y al lado de la iglesia de Santa Margherita. El espacio en la playa es pequeño, pero es posible extender la toalla sobre las numerosas rocas de la derecha y parte del muelle. La otra playa, hecha de piedras, se llega desde Via Roma, cruzando una cueva en la roca a la izquierda. Reformada tras la riada de 2011, está nuevamente desapareciendo.

Corniglia

Es la única de Cinque Terre que no tiene acceso directo al mar pero no podía quedar fuera de la lista. Sin embargo, muy cerca se encuentra una playa famosa: la playa de Guvano, conocida por los nudistas y en los setenta por los hippies, pero al estar cerrado el sendero, solo es posible alcanzarla por mar.

Manarola

El acceso a la playa de Manarola y al mar está permitido por escaleras que parten del pueblo y llegan a los acantilados donde se puede parar libremente y tomar el sol o sumergirse en las hermosas aguas. Para los amantes de la natación hay lugares muy tranquilos cerca de la ciudad pero sólo accesible por mar. Es una zona de rocas por lo que hay que prestar muy atención al zambullirse.

Riomaggiore

Siguiendo la única carretera junto al escarpado acantilado, se llega a la playa de piedras, presidida por el Centro de Observación Naturalista Torre Guardiola. La playa de Riomaggiore es bastante amplia, tiene una pequeña ducha pero no tiene servicios de seguridad. Con el mar embravecido puede ser peligroso nadar, sobre todo por las grandes piedras que hay en la orilla.

Portovenere

La playa de Secco intercala tramos de grava con tramos de arena mixta. Rodeada de pinos marítimos, que proporcionan una agradable sombra, se puede ver enfrente la isla de Palmaria. Otra hermosa playa, inaccesible por tierra debido al estado de la ruta, es la playa de Canneto, entre Punta Castagna y Punta del Cavo. Tiene la particularidad de tener una cascada natural de agua dulce que desciende del cerro como una ducha natural.

El burgo complementa esta hermosa playa, con sus callecitas estrechas y su gran variedad gastronómica. Además, la imponente iglesia de San Pietro, ideal para apreciar el atardecer, y el castillo Doria.

Lerici

Con vistas al Golfo de los Poetas, Lerici es de una belleza sorprendente El paseo marítimo y sus playas están dominados por el imponente Castillo, que proyecta su sombra sobre calas maravillosas. Además de Lido di Lerici, no muy lejos en dirección a San Terenzo, hay una playa maravillosa llamada Venere Azzurra: gratuitos pero con la posibilidad de alquilar tumbonas.

Muy cerca hay una hermosa cala escondida que lleva el nombre de Cala Maramozza. De difícil acceso, a lo largo de la carretera hay que saber exactamente dónde dejar el coche y encontrar el acceso al sendero (a unos 500 metros del Hotel Eco del Mare hay un pequeño claro), pero al final de la excursión, a veces exigente, serás recompensado con una pequeña playa con aguas transparentes de color verde esmeralda.