Cuando uno viene a Milán, una de las escapas más esperadas es la de ir a dar una vuelta por el Lago de Como. Zona de montaña a una hora de distancia, las opciones para recorrerlo son muchas. ¿Cuáles son los pueblitos más lindos? Estos son mis preferidos.

¿Cuáles son los pueblitos más lindos del Lago de Como?

 

 

|Como y Brunate
|Torno
|Cernobbio
|Argegno
|Bellagio
|Varenna
|Bellano
|Menaggio

Famoso en todo el mundo, el Lago de Como es una de las paradas obligadas para quien visita Milán y el norte de Italia. El tercer lago más grande de Italia (después del Lago Maggiore y el Lago di Garda, todos en Lombardía) es también uno de los más profundos de Europa. Uno de los puntos más turísticos del país, el lago cuenta con tres brazos: el brazo de Como, el brazo de Lecco y el brazo de Colico.

Los pueblitos o borgos medievales que lo componen, son lugares de una belleza única, y muchos de ellos son famosos alrededor del mundo ya sea por su historia, sus castillos , sus villas del 1700, o sus bellas playas. Ubicado en la cuenca de los Alpes, sus verdes montañas contrastan de forma maravillosa con sus aguas turquesas, haciéndolo uno de los lugares más elegidos por los amantes de la navegación.

La forma más cómoda de llegar al Lago de Como desde Milán es en tren. Desde las 05.39 de la mañana hasta las 22.49, hay trenes cada media hora y en 40 minutos se puede llegar a Como, la primera ciudad que da nombre al Lago (El billete cuesta 4,80€). Si pensamos recorrer la zona y no contamos con mucho tiempo, hay que elegir qué pueblos visitar entre tantas buenas opciones. Se pueden recorrer en barca, (batello), en autobús o en auto. Si elegís hacerlo a través de los medios públicos, te conviene comprar el billete integrado de la Lombardía.

Esta es la lista de mis pueblos favoritos del Lago de Como:

Como y Brunate

La ciudad de Como es el lugar de llegada para quien quiere visitar el Lago y sus inmediaciones. Ciudad elegida por el turismo internacional, es un centro industrial basado en la industria de la seda, material que se produce desde hace siglos. Su centro histórico está pegado a las costas del lago y sus vistas desde su "lugomare" son fantásticas. El Duomo de Como es una de las grandes catedrales italianas. Su construcción comenzó en 1396 para ser terminada recién en el 1770.

Los orígenes de la ciudad se remontan al Siglo I a.C. cuando los romanos fundaron el Novum Comum. Hoy Como cuenta en su casco histórico con un elegante centro comercial y varias iglesias de época románica, como San Fedele, San Abbondio y san Carpoforo. Cerca del puerto se encuentra el Templo Voltiano, dedicado a Alejandro Volta, el inventor de la pila nacido en esta ciudad.

Una de las metas preferidas del jet set internacional, Como es también uno de los lugares preferidos para los amantes del turismo aventura, ya que sus senderos y parques son ideales para recorrer a pie como en bicicleta.

Brunate

Para admirar la ciudad desde arriba, una de las mejores opciones es subir en teleférico hasta el barrio de Brunate, desde donde se pueden hacer varios paseos. Allí se puede encontrar el Faro Volta, construido en 1927 es un homenaje de la ciudad al científico a cien años de su muerte. Con 29 metros, el faro cuenta con una escalera caracol de 143 escalones que permiten llegar a dos balcones circulares, desde donde es posible ver además de la cuenca de Como y los Alpes.

Panorámica del Lago de Como desde Brunate

Ir arriba

Torno

Pequeña joya del Lago de Como, el pequeño borgo se caracteriza por la tranquilidad, un ambiente genuino y sencillo que puede visitarse fácilmente. Tiene buenos panorámicos y por lo general hay pocos turistas dando vueltas. De origen prerrománico, Torno tejió su historia a través de una relación muy conflictiva con la vecina Como.

El centro histórico se caracteriza por callecitas pequeñas que bajan y suben de los cerros. Su iglesia Santa Tecla (de origen románico) se asoma al lago, tiene un hermoso campanario y un gran rosetón gótico. La iglesia de San Giovanni Battista del Chiodo, es famosa por contener uno de los clavos de la cruz de Cristo, traído al pueblo por un arzobispo alemán que regresaba de las Cruzadas. El edificio tiene un cuerpo renacentista, con un campanario románico, mientras que el portal finamente decorado se atribuye a los hermanos Rodari, famosos por los portales de la Catedral de Como.

Torno, en un día de lluvia

Torno, en un día de lluvia

El pueblo se caracteriza por un animado puerto deportivo, desde el que salen barcos y transbordadores turísticos todos los días, lo que le permite explorar las bellezas de los alrededores, así como admirar el impresionante paisaje del lago. También es posible aventurarse en las aldeas Rasina, Perlasca, Montepiatto y Piazzaga. Torno es un lugar ideal para los amantes del senderismo.

A poca distancia de Torno se encuentra la Pietra Pendula,  dos rocas calizas superpuestas con forma de hongo, que marcan el camino hacia otra piedra, vinculada a leyendas muy particulares sobre San Carlo Borromeo: según un cuento popular, el santo colocó sus manos sobre ella e hizo brotar agua para saciar su sed; según otra leyenda, despegó de ese peñasco para reaparecer en la casa madre de las monjas en el Sacro Monte di Varese.

Ir arriba

Cernobbio

En los últimos años, este pequeño pueblo del Lago de Como ha comenzado a recibir turistas muy refinados y exigentes. Bajo el Monte Bisbino, Cernobbio es uno de los lugares ideales para pensar en embarcarse para conocer el lago, disfrutar de las panorámicas y de elegantes y antiguas villas.

Las Villas de Cernobbio

Villa d'Este, Villa Erba o Villa Bernasconi son las famosas casonas seculares que esconde este pequeño pueblo. Villa d'Este por ejemplo, es un ejemplo de arquitectura renacentista, y es hoy, una de las más lujosas residencias de toda Europa. Intrigas aristocráticas, historias de amor y asesinatos hacen fascinante a la historia de este lugar. Villa Erba fue realizada a fines del 1800, y con  elegantes frescos es hoy uno de los centros de eventos más importantes de la zona.

Villa Bernasconi, en cambio, es uno de los mayores representantes del estilo Liberty de Italia, y su decoración está inspirada en los ciclos de vida del "baco da seta", el gusano de la seda, y aloja adentro un museo.

Ir arriba

Argegno

Es uno de los pueblos más visitados de todo el lago, y aquí nace un camino que conecta el Lago de Como con el de Lugano. Al antiguo borgo medieval de Argegno lo atraviesa la desembocadura del río Telo, llamado Telo d'Argento, el cual puede ser cruzado por un puente romano de piedra que divide en dos al viejo borgo. El pueblo fue parte del sistema defensivo que servía para evitar el paso a los invasores, de origen claramente romano.

Lugar ideal para admirar una vista encantadora sobre el Lario y los Pre-Alpes de Como y para comenzar alguna excursión al Monte Galbiga, al Tellero y a Alpe di Colonno.

Iglesias

Las iglesias más bellas son la parroquia de SS. Trinità, construida en estilo neorrománico a principios del siglo XX, el santuario de Sant'Anna del siglo XVII, que alberga valiosas obras de Barberini e Isidoro Bianchi, y la iglesia de San Sisinnio de origen románico, considerada una verdadera joya.

Argegno


 

 

Es imprescindible dar un paseo por Vicolo Mulini, donde hace más de cuatro siglos se construyó la denominada "Roggia Molinara", un ingenioso sistema de canalización de las aguas de Telo para suministrar energía hidráulica a los cuatro molinos de la localidad, aún existentes pero ahora transformados en viviendas.

 

 

Ir arriba

Bellagio

Este pequeño pueblito del Lago de Como es famoso por contar con una posición geográfica muy ventajosa:  está ubicado en el extremo norte del Triángulo de Lariano, justo en el punto donde se ramifican las dos ramas del lago de Como: Como y Lecco. La ciudad alberga a unos cuatro mil habitantes  el territorio es bastante extenso, con una increíble variedad de paisajes y destellos naturalistas debido a su peculiar posición, entre colinas, la costa del lago y los Alpes.

Callecitas de Bellagio

Callecitas de Bellagio

Villa Serbelloni e Villa Melzi

Entre los aspectos más fascinantes de este pueblo se encuentran sin duda sus encantadoras villas, famosas en todo el mundo por su esplendor y sus cuidados jardines. Uno de los más famosos es Villa Serbelloni, uno de los símbolos de la ciudad de Bellagio. Espléndida villa del siglo XVII, fue construida sobre las ruinas de un castillo anterior que fue destruido.

La inmensa zona verde de Villa Melzi alberga artefactos de gran valor artístico e histórico, como las estatuas egipcias que adornan el jardín o las muy antiguas urnas de origen etrusco. El jardín al aire libre incluso alberga una góndola veneciana, que llegó aquí a Bellagio por voluntad de Napoleón, y una encantadora capilla neoclásica. Todo el parque está salpicado de estatuas, bustos y obras de diferentes épocas, que se mezclan con los jardines y las plantas en una atmósfera de puro encanto.

Iglesias

La basílica de San Giacomo, una iglesia construida en el siglo XII, alberga numerosas pinturas y cuenta además con un hermoso campanario, objeto de numerosas renovaciones. Entre las obras más importantes de la basílica destacamos la valiosa Deposición de Jesús en el sepulcro, atribuida con cierta certeza a Perugino.

También se puede visitar la iglesia de San Giorgio, también del siglo XII, que alberga una estatua de madera de la Virgen del cinturón, que representa uno de los símbolos religiosos de Bellagio y es siempre objeto de gran devoción popular. De hecho, esta estatua se lleva en procesión durante la fiesta del pueblo, que se celebra en septiembre.

Ir arriba

Varenna

Casitas de colores pasteles, vistas desde el lago para enamorarse, y un ambiente natural encantador. Varenna es otro de los clásicos infaltables cuando se visita el Lago de Como. Muy fácil de recorrer a pie como los demás borgos de la zona, la mejor forma de llegar a Varenna es a través del "batello", el barco que ofrece de transporte público en la zona del lago, que además te permitirá captar una panorámicas inolvidables. Junto con Menaggio y Bellagio, conforman el triángulo central del Lago de Como, y son quizás, la frutilla de la torta de este lugar.

El paseo de los enamorados

Un clásico de los que visitan Varenna es hacer el Paseo de los enamorados, un recorrido peatonal que une el Embarcadero de Varenna con el centro histórico del borgo. Con las pasarelas rojas colocadas sobre el agua, se puede disfrutar de la belleza del lugar tanto de día como de noche. El atardecer allí es un verdadero espectáculo.

El paseo de los enamorados en Varenna, lago de Como

En la zona del centro del borgo se pueden encontrar restaurantes típicos, bares, negocios artesanales y boutique, así como heladerías y lugares para comprar souvenirs. Perderse por el pueblo es una de las mejores opciones. Entre escaleras, pasajes estrechos, túneles y calles empedradas, Varenna te conquistará con cada paso.

Iglesias y castillo

En Piazza San Giorgio se encuentra la iglesia San Giovani Battista, que es uno de los lugares de culto más antiguo de la zona del Lario. Construida presumiblemente en el Siglo XI, la iglesia contiene frescos de una belleza muy especial. Sin dudas, un lugar para admirar. También en la Piazza San Giorgio, se encuentra la iglesia de San Giorgio, la cual también contiene frescos antiguos del Siglo XIII. Se encuentra en esa iglesia la llamada Pala d'altare, realizada de Sigismondo di Magistris en 1533. La iglesia tiene además un pavimento hecho de mármol negro de Varenna.

Por último, el castillo di Vezio: El origen de la fortificación no está claro. El topónimo de Vezio es probablemente de origen romano, como sugirieron las familias romanas, también presentes en la zona de Como, que llevaron este nombre. El castillo tiene una torre de avistamiento, al cual se accede a través de un puente elevatorio, protegida por muros. Desde hace algunos años, el castillo de Vezio alberga un centro de cuidado y entrenamiento de aves rapaces que permite al público conocer, apreciar y apoyar el antiguo arte de la cetrería.

Ir arriba

Bellano

La principal atracción de este viejo bordo es el Orrido di Bellano, un desfiladero natural formado hace 15 millones de años, tallado por el arroyo Pioverna. Se encuentra entre la Piazza S. Giorgio y la antigua Fábrica de Algodón Cantoni. Después de pasar la entrada, encontrarás a la derecha la torre Ca del Diavol, un edificio hexagonal deshabitado, que ha inspirado a muchos escritores y muchas leyendas (con un nombre así, no podía ser de otra manera). Después de pasar la torreta, finalmente se ingresa al desfiladero, que se puede cubrir en su totalidad, gracias a una pasarela anclada a las paredes rocosas, a una altura de 30 metros. Aquí te enfrentas a un espectáculo de la naturaleza: la Pioverna que ruge y fluye impetuosa, entre cascadas y paredes de roca cubiertas de musgo. (Tiene un costo de 4 euros)

Iglesias

Ubicada a unos pasos de la entrada al Orrido, la Iglesia de S.S. Nazaro e Celso fue construida en el siglo XIV. De estilo romántico tardío, se caracteriza por la fachada con franjas blancas y negras y el gran rosetón de terracota, bajo el cual se encuentra el tabernáculo con la estatua de mármol dedicada a San Ambrosio. El interior, de tres naves, está ricamente decorado con frescos y alberga diversas obras en madera tallada: los púlpitos, el altar, el atril y la pila bautismal.

No muy lejos se encuentra la iglesia de Santa Marta, cuyo origen se remonta a 1455. De ese período, alberga un precioso conjunto de madera de nueve estatuas de tamaño natural que representan la Deposición, atribuida al escultor Angelo del Maino, activa desde 1496 hasta 1536.

Bellano

Bellano

El centro

Las casas que dan a la calle principal, via Vittorio Veneto, guardan el corazón de Bellano: un pueblo encantador, donde es agradable caminar y detenerse y curiosear a través de puertas antiguas, patios, vestíbulos de residencias de época y escudos heráldicos que hacen referencia a los ricos. pasado.
Entre las calles, hay varias tiendas históricas, como La Piazzetta, que vende espléndidas telas y accesorios para amueblar el hogar, el carnicero, la pastelería Lorla, la tienda de vinos y La Taverna Malanotte. Ideales para descubrir la gastronomía italiana.

Ir arriba

Menaggio

Ubicado en una posición estratégica que une el Lario con el Ceresio, Menaggio fue desde siempre un centro comercial muy importante del Lago de Como. La belleza indiscutida de este lugar, lo posiciona como el borgo número uno de la zona, y quizás, el más visitado.

Menaggio está dividido en dos partes: una alta, donde están las callecitas medievales, y la parte baja, que da sobre el Lago, caracterizada por una arquitectura del 1800.

Menaggio

Menaggio

Iglesias

La iglesia de Santo Stefano, si bien tiene las bases originarias de la época románico, su reestructuración data del 1600. En su interior se puede apreciar una copia de un freso de Bernardino Luini "La madonna con Gesú ed un angelo" (La obra original se encuentra en el Louvre de París).

Borgo antiguo

Además de numerosos bares, tiendas típicas y restaurantes, podrás encontrar un tejido constructivo de estilo medieval que caracteriza al centro histórico. También es muy interesante el Porto Antico, un punto panorámico sin igual, que durante siglos ha protegido a los barcos de los 'caprichos' del lago de Como. Evidentemente, no puedes evitar aprovechar las numerosas embarcaciones que permiten sugestivos recorridos turísticos por el lago.

Para los amantes de las caminatas, tomar la Antica por Regina, un camino que, siguiendo la orilla occidental del Lario, llega a Chiavenna. Utilizado para el tráfico local desde el siglo XII hoy, reconstruido, es en parte transitable por turistas.

También vale la pena visitar la aldea de Loveno, y sus hermosas villas Altoborghesi y Villa Mylius Vigoni, una villa noble en cuyo interior se celebran conferencias, seminarios y eventos artísticos. Además, en Loveno también hay un hermoso parque creado en 1840 por Giuseppe Ralzaretto, con sus numerosas estatuas neoclásicas.

Ir arriba